¿Cómo ahorrar a la hora de financiar tu casa propia?

¿Cómo ahorrar a la hora de financiar tu casa propia?

por Constructora Galilea en Home Publicado el día 18/03/2022

Comprar una casa puede ser intimidante, especialmente para los que compran una vivienda por primera vez, pero un poco de conocimiento y preparación pueden ayudarte a tener éxito, pues hay muchos errores que se cometen al no tener experiencia en el rubro del mercado inmobiliario.

Antes de comenzar a buscar propiedades para la compra, analiza tu presupuesto. Determina lo qué puedes pagar mensualmente, visita viviendas dentro del rango de precios que se ajustan a tus finanzas y así no te sientas frustrado.

Realizar una visita a una vivienda y enamorarte del inmueble que no puedes pagar no es un buen comienzo para la compra de la casa. No darle prioridad a lo que quieres de tu lista de deseos, como: electrodomésticos, etc., o sobre las necesidades como amoblar los dormitorios o insistir en buscar solo en condominio te puede llevar a gastar de más. Mantente enfocado y sé flexible.

Por tanto, tus pagos hipotecarios mensuales no deben ser de más del 28% de tu ingreso bruto mensual. Si tienes muchas otras deudas acumuladas, ese porcentaje debería ser aún más bajo. Realiza estimaciones basándote en tus ingresos actuales, no en las ganancias que piensas recibir de aquí a unos años.

Pero también están aquellos que han pensado financiar su casa propia con uno de los bonos del Estado, pero tienen la necesidad de ahorrar lo más que se pueda para cancelar la primera cuota inicial de su vivienda.

¿Cómo lograrlo?, ¿qué hacer para tener la primera inicial y no morir en el intento? Ahorrar puede ser muy sencillo, aunque para otros es difícil, la idea es saber organizarte y no quedarte sin una moneda a fin de mes.

Si te encuentras en este dilema de no saber cómo ahorrar, te contamos las tres formas con las que puedes cubrir el monto de la cuota inicial de tu propia casa.

Tal vez, te hayas puesto esta meta desde hace unos meses y no has visto resultados. Esto puede deberse a que tu meta de ahorro es muy pequeña. Si tus deudas abarcan un monto importante de tu sueldo, podrías llegar a ahorrar hasta el 25% del mismo. Organiza tu presupuesto y ponte una meta. Si el problema es que eres flexible, mentalízate y considera el monto que ahorras como un gasto más, así cuando llegue fin de mes, nada se interpondrá entre tu ahorro y tú.

Es una modalidad ofrecida por algunos bancos para ayudarte a reunir la cuota inicial de tu vivienda y demostrar tu capacidad de ahorro ante la institución bancaria, lo que hará más fácil la obtención del crédito hipotecario.

¿En qué consiste? Solo debes realizar depósitos ininterrumpidos durante cierta cantidad de meses. El monto a depositar será igual a la cuota que tocará pagar cuando accedas al crédito hipotecario. En algunos bancos, esta opción solo está disponible para el crédito Mivivienda y si dejas de depositar durante algún mes, pierdes la puntualidad adquirida. Además, no te permite hacer retiros ni transferencias. Esta opción es perfecta si no puedes sustentar todos tus ingresos con documentos, pero deseas demostrar que sí podrás cumplir con tus cuotas mensuales.

Si tienes un pequeño monto ahorrado, esta opción permite que tu dinero crezca a un paso más rápido de lo que crecería en una cuenta de ahorros normal y que no haya posibilidad alguna de que lo retires. Al obtener un depósito a plazo fijo, estás depositando cierta cantidad de dinero y accediendo a no utilizarla durante el tiempo que se especifique en el contrato. Recuerda, a mayor tiempo mayor tasa de interés.

Recuerda que existen diferentes tipos de financiamiento otorgados por el Estado a través del Ministerio de Vivienda, las cuales te las contaremos a continuación:

El Bono Renta Joven es un subsidio gubernamental de S/500 mensuales, que se otorga a ciudadanos peruanos para alquilar una vivienda cuya renta oscile entre los S/750 y S/1560. De estos 500 soles, el 30% va destinado al ahorro de la cuota inicial para comprar una vivienda a través del programa Techo Propio o del Fondo Mivivienda, mientras que el 70% cubre parte del pago mensual del alquiler.

Además, el Bono Renta Joven tiene una duración de cinco años; al finalizar este periodo podrás contar con la inversión inicial para adquirir un inmueble del programa Techo Propio o Mivivienda.

El programa Techo Propio está dirigido a las familias con ingresos mensuales que no excedan el valor de S/3,715 para comprar y S/2,706 para construir o mejorar la vivienda, la misma que contará con servicios básicos, como: agua, luz y desagüe. El beneficio del programa Techo Propio es el Bono Familiar Habitacional (BFH), el cual es un subsidio directo que otorga el Estado a una familia de manera gratuita como premio al esfuerzo ahorrador y no se devuelve. El valor del bono varía de acuerdo a la modalidad a la que la familia postule. Para comprar una casa, el bono será de S/40,250; mientras que para construir es de S/27,600 y para mejorar la vivienda es de S/10,580.

Este tiene como objetivo dedicarse a la promoción y financiamiento de la adquisición, mejoramiento y construcción de viviendas, especialmente las de interés social, a la realización de actividades relacionadas con el fomento del flujo de capitales hacia el mercado de financiamiento para vivienda, a la participación en el mercado primario y secundario de créditos hipotecarios, así como a contribuir al desarrollo del mercado de capitales.

El Bono Verde es un monto de dinero que puedes añadir a la cuota inicial de tu departamento si este forma parte de un proyecto que incorpora criterios de sostenibilidad en su diseño y construcción. Su objetivo es fomentar la construcción de departamentos que tengan un menor impacto en el medio ambiente y contribuyan a reducir la huella de carbono.

Constructora Galilea ofrece información que puede haber sido obtenida de terceras fuentes por lo que no asumimos responsabilidad por la misma. La información general aquí expuesta no constituye oferta ni pretende promover la contratación o adquisición de producto o servicio alguno de modo que no tiene naturaleza publicitaria ni pretende sustituir la asesoría que cada persona pueda obtener de manera independiente. Constructora Galilea no es responsable del Fondo Mi Vivienda ni de cualquier prestación ofrecida por terceros. Todas las ilustraciones y representaciones son referenciales.

Deja un comentario