4 formas de invertir tu gratificación y CTS

Recibir tu gratificación y tu CTS puede ser la oportunidad de invertir en la compra de tu casa propia.

La gratificación y la CTS son dos montos que tú como trabajador puedes aprovechar para invertir en hacer realidad el sueño de la casa propia.

Tanto la gratificación en julio y diciembre como la CTS en mayo y noviembre son momentos del año para preguntarte en qué invertir tu dinero y existen diversas formas de hacerlo, aquí te mostramos algunas.

Qué es la gratificación

¿Qué es la gratificación?

La gratificación es un derecho laboral que consiste en un pago adicional al sueldo de un trabajador. Este monto, que equivale a una remuneración mensual, se entrega en julio y en diciembre a todos los trabajadores del sector público y privado que están en la planilla y que tienen un contrato a tiempo indefinido, a plazo fijo o a tiempo parcial.

Qué es la CTS

¿Qué es la CTS?

La CTS (Compensación por Tiempo de Servicios) es un monto que se entrega durante la quincena de mayo y noviembre de cada año a los trabajadores de las empresas del sector privado. La CTS se deposita en las cuentas bancarias de sus trabajadores y su objetivo es cubrir necesidades posteriores al cese de trabajo.

En qué invertir

En qué invertir tu dinero

Si luego de recibir tu gratificación y tu CTS no sabes en qué invertir tu dinero, te ofrecemos algunas opciones relacionadas con la compra de tu casa propia.

  • La inicial de tu casa propia: la cuota inicial de tu casa propia equivale entre el 20% al 40% del dinero prestado por el banco. Mientras más alta sea la cuota inicial, los intereses serán menores durante todo el periodo que dura el préstamo.
  • Adelantar cuota de tu hipoteca: si ya tienes un crédito hipotecario puedes aprovechar la gratificación y la CTS para pagar por adelantado la cuota de tu hipoteca.
  • Depósito a plazo fijo: es un depósito que realiza una persona en un banco por un plazo determinado y a cambio recibe una tasa de interés definida de antemano. Sólo en el caso que se retire el monto depositado antes del vencimiento del plazo resulta en el no pago de intereses.
  • Remodelación de tu casa: si ya eres propietario de un inmueble, entonces la gratificación y la CTS puedes emplearlas para remodelar algunos ambientes de la casa o para remodelar por completo tu hogar.

 

Luego de conocer las diversas maneras en que puedes invertir tu gratificación y tu CTS no tienes excusa para no hacer realidad el sueño más grande de tu vida: tener tu casa propia.

 

* Constructora Galilea ofrece información que puede haber sido obtenida de terceras fuentes por lo que no asumimos responsabilidad por la misma. La información general aquí expuesta no constituye oferta ni pretende promover la contratación o adquisición de producto o servicio alguno de modo que no tiene naturaleza publicitaria ni pretende sustituir la asesoría que cada persona pueda obtener de manera independiente. Constructora Galilea no es responsable del Fondo Mi Vivienda ni de cualquier prestación ofrecida por terceros. Todas las ilustraciones y representaciones son referenciales.

 

Compartir: