Tips para ordenar tu nuevo hogar después de la mudanza

 

Mudarse es una de las tareas más complicadas que tendrás que hacer. No importa cuántas veces te hayas mudado, siempre encontrarás algo que hubiera sido mejor haberlo hecho de otra manera diferente. Teniendo esto en cuenta ¿Cómo podemos organizar tu casa después de una mudanza y no morir en el intento? Descubre con nosotros algunos consejos básicos para mudarte eficientemente e ideas que te ayudaran a llevar todo el proceso más llevadero.

No demores en desempacar

Como dice el dicho, al mal paso darle prisa. Si bien mudarse no tiene porque ser un mal paso, demorar en desembalar tu mudanza sí. Levántate temprano para que aproveches el día. Báñate, ponte ropa cómoda (no te quedes en pijama) y come un desayuno simple pero nutritivo, que te mantenga llena por varias horas y a comenzar, postergar el desembalaje hará que prolongues el tiempo que vivas en desorden y eso hora que no te sientas cómodo en tu nuevo hogar y te estreses.

Si bien es recomendable que no pasen días o semanas para que desempaques todo, principalmente, no trates de desempacar todo en un solo día por qué no tendrás espacio para poner todas las cosas que vayas sacando. No te olvides de comer a tus horas, parar de vez en cuando para tomar agua, descansar las piernas, etc.

Comprar una casa de jovenDesempaca en orden de prioridad

Uno de los primeros pasos que deben darse después de una mudanza es comenzar a organizar la cama, ya que es ahí donde se pasará la noche tras la agotadora jornada también un armario para colocar las cosas más básicas y necesarias como la ropa del día y los utensilios de aseo diario como tu cepillo dental.

Comienza en la habitación que más se utiliza, o que sea más urgente desempacar. Puede ser la cocina, o si trabajas desde la casa, talvez la oficina sea la habitación que necesites instalar primero. Ve colocando todo en su lugar conforme vas sacando de cajas y bolsas, y ve sacando las cajas y bolsas vacías de la habitación en cuanto las vacíes.

En cuanto termines con lo más urgente en esa habitación, resiste el deseo de continuar con las otras cajas. Más bien muévete a las otras habitaciones, y ve haciendo lo mismo con las cajas y bolsas más urgentes. Los cuadros, fotografías, accesorios y decoración son al último.

Bota todo lo viejo

Nada como empezar a colocar nuevos accesorios y darle un cambio refrescante a la decoración de nuestra nueva vivienda. Esta es la ocasión perfecta para liberarte de todo lo viejo y agregar una nueva vida a tu hogar. Si no amas algo, si no te hace feliz, si no lo usas, ¡BOTALO! Déjalo atrás, libérate e inicia una vida sin trastos viejos en tu nueva casa.

Limpia cada estancia cuando termines con ella, esto te dará una gran sensación de confort. Verás tus progresos y lo que avanzas, algo fundamental en la mitad del proceso, cuando todo parece negro y no hay luz al final del túnel.

Ordena mientras vas avanzando

Una vez termines con los espacios más importantes ubica muebles como el sofá, el comedor, las camas etc. De esta manera con forma vayas sacando tus cosas de las cajas tendrás espacio donde ponerlas. Por ejemplo, esta demás sacar los libros si aun no armaste el librero.

Si desembalas algo que ya tiene un lugar determinado pon lo de una vez y no te amontones de objetos sin lugar. Esto solo hare que pierdas la ubicación de las cosas y tengas todo regado en lugares donde no deberían ir.

El ultimo consejo es no desesperes, organizar toda una casa puede parecer una tarea complicada, pero al final la satisfacción de ver tu nuevo hogar como lo soñaste es irremplazable.

Estamos seguros que con estos sencillos consejos, organizar tu mudanza será pan comido.

Compartir: