5 señales para saber que ya puedes comprar tu casa propia

5 señales para saber que ya puedes comprar tu casa propia

por Constructora Galilea en Home Publicado el día 20/01/2022

Comprar tu casa propia es uno de los pasos más importantes al entrar a la adultez, ya sea un gran inmueble o un pequeño departamento, solo o con familia. En cualquiera de los casos, sentirás una gran emoción por adquirir un espacio tan personal y significativo. Tendrás la decisión de aplicarle el diseño que desees, elegir el tamaño que siempre has soñado y otros detalles que puedes hacer en el espacio donde vivirás.

Sin duda adquirir una casa es una de las inversiones más grande que cualquier persona hace en su vida, pero no todo tiene que ver con el dinero. Conocer si estás listo para comprar un inmueble depende de muchos factores, y es una decisión muy personal que puede afectar a toda tu vida.

Si eres de las personas que busca independizarse o estás cansado de pagar alquiler y no tienes ninguna propiedad a tu nombre. Pero aún no te animas a dar el paso de comprar un departamento porque sientes que no estás preparado. Pero, ¿Cuándo lo harás? Por eso, te contamos algunos aspectos que debes tener en cuenta para que conozcas cuándo estás listo de invertir en un inmueble.

Nadie ha dicho que es sencillo contar con una estabilidad financiera y personal necesaria para tener casa propia, pero si este es tu caso, ya tienes más de la mitad del camino recorrido. La madurez para cubrir las deudas y responsabilidades que supone vivir solo debe asumirse antes de embarcarse en semejante travesía.

Si bien es cierto no todo tiene que ver con el dinero, pero el dinero juega un rol importante a la hora de comprar una casa. Si has empezado a investigar cuánto dinero necesitas para adquirir una vivienda, sabrás que para conseguir un crédito hipotecario necesitas de un 10% al 20% del valor total del departamento o hasta más.

Ten en cuenta que no es el único gasto, debes tener dinero para los gastos de la notaria, de registro de la propiedad. Es recomendable contar con la ayuda de un profesional quien te asesorará en estos temas económicos. Por último, tus ahorros para la casa deben estar separados del resto de tus ahorros; nunca se sabe cuándo puede ocurrir una emergencia y siempre es bien tener un pequeño colchón (dinero).

Si tienes créditos pendientes de pagar o en general cualquier tipo de deuda, y necesitas una hipoteca para comprar la casa, tomate un tiempo para calcular si realmente es un gasto que puedes afrontar mensualmente. Al momento de solicitar una hipoteca, la entidad bancaria calculará tu capacidad de endeudamiento, y para ello tomará en cuenta tanto tus ingresos como tus deudas, y se asegurará de que la cuota mensual no supera el 35% de tus ingresos netos.

Recuerda, tener deudas no es incompatible con comprar una casa, pero antes de embarcarte en un proceso tan importante es bueno pensar en por qué tienes esas deudas. Pregúntate, ¿es una deuda que surgió por algo inesperado, y que puedes pagar en poco tiempo y sin problemas? ¿O llevas tiempo gastando más dinero del que puedes permitirte? Si sabes cómo vas a manejar tu deuda, y lo tienes todo planeado, sigue adelante con la compra.

Obviamente, tiene relación con el punto anterior, y una vez que has comprobado que tienes suficientes ahorros y que puedes gestionar tus deudas, toca planear todo lo demás. En el banco te pueden asesorar con los documentos que les des, eres tú quien debe considerar qué gastos mensuales o anuales tienes, ya que hay cosas que el banco no tendrá en cuenta, como: los gastos del veterinario, en caso tengas una mascota; piensas tener hijos muy pronto o tienes un hobby que no piensas abandonar. Todas estas influyen a la hora de decidir las condiciones de tu hipoteca y cuanta más información tengas, mejor.

Hay quienes han pensado que la casa que han comprado no necesariamente van a vivir en ella, sino que están buscando departamentos fuera de la ciudad para ir a vacacionar o porque simplemente desean darla en alquiler. Por eso, si eres de estas personas considera la idea de elegir un lugar que esté cerca de colegios, centros comerciales y hospitales. Investiga bien la zona donde quieres comprar la casa, y los motivos por los que la quieres adquirir, y una vez lo tengas claro, acuden a un agente inmobiliario.

Constructora Galilea ofrece información que puede haber sido obtenida de terceras fuentes por lo que no asumimos responsabilidad por la misma. La información general aquí expuesta no constituye oferta ni pretende promover la contratación o adquisición de producto o servicio alguno de modo que no tiene naturaleza publicitaria ni pretende sustituir la asesoría que cada persona pueda obtener de manera independiente. Constructora Galilea no es responsable del Fondo Mi Vivienda ni de cualquier prestación ofrecida por terceros. Todas las ilustraciones y representaciones son referenciales.

Deja un comentario